Tengo un cachorro.

Tengo un cachorro.

Tengo un cachorro.

Tengo un cachorro. Cuando entre un cachorro en casa nos surgen muchas dudas sobre lo que tenemos que hacer. Vamos a intentar solucionarlas.

Tengo un cachorro. Cuando llega un cachorro a casa nos pueden surgir muchas dudas acerca de la alimentación, cuidados, aseo, paseos, vacunaciones y otras muchas cosas. En estas líneas vamos a intentar solucionar estas dudas.

Lo ideal sería que el cachorro llegara a casa destetado, es decir, alimentándose por sí solo sin la necesidad  de su madre.Si ya viene comiendo solo es importante que tengamos claro cómo lo vamos a alimentar. Yo suelo aconsejar la alimentación seca pues es muy equilibrada y es más cómoda de administrar. Se puede alternar con alimentación húmeda ( latas, barras de carne, alimentación hecha en casa) pero es frecuente que facilite el que hagan las heces más blandas o que puedan rechazar el alimento seco. Hay que ir viendo estas cosas y adaptarnos a las circunstancias.

Si es posible, el alimento debe ser formulado para la edad y tamaño del perro para así favorecer un crecimiento equilibrado y no facilitar la presentación de enfermedades debidas a una mala alimentación (enfermedades del desarrollo).

Normalmente debe alimentarse tres veces al día, repartiendo la dosis diaria en esas tres tomas y nunca debe faltar un recipiente con agua fresca y limpia.

En cuanto al descanso del cachorro debemos prepararle su cama en un sitio donde esté cómodo y no moleste tampoco a los integrantes de familia. Es muy frecuente que todos en la familia quieran que el nuevo huésped duerma con ellos en su cuarto o, incluso, en su cama. Lo ideal es que tenga un sitio para él solo y así podrá descansar y dejar dormir también a la familia. En cuanto a lo de dormir en la cama ya hicimos un artículo sobre el tema y no lo aconsejamos desde el punto de vista higiénico y para que todos puedan dormir y descansar bien, tanto cachorro como miembros de la familia.

Todo lo que el perro vaya aprendiendo en estas primeras etapas es tiempo ganado y facilitará la convivencia con nuestro perro.

Las medidas de aseo son importantes. Debemos cepillar a nuestro cachorro a menudo y además de mantener sano el pelo estará más limpio. Se puede bañar a nuestro cachorro, usando un champú formulado para ellos y secándolo muy bien para evitar que pueda enfriarse.

La primera vacuna se pondrá entre el mes y medio y los dos meses dependiendo de la procedencia del perro. Si viene de una perra bien vacunada y ha estado bien controlado el cachorro se empieza a vacunar a los dos meses. Si desconocemos el estado sanitario de la madre y el ambiente en el que ha estado el cachorro, podemos empezar a vacunar antes, sobre el mes y medio. Debe ser nuestro veterinario quien nos oriente sobre la pauta vacunal aconsejada para nuestro cachorro.

Debemos desparasitar a nuestro cachorro pues en ocasiones vienen con parásitos internos, los cuales ha adquirido por vía materna o del ambiente donde ha estado viviendo. Así mismo también debe realizarse una desparasitación externa si se ven parásitos (pulgas, garrapatas, cheiletielas, etc.) o nuestro veterinario lo considera oportuno al realizar la exploración del cachorro.

La edad de socialización, que llega hasta los tres meses y medio es muy importante para que nuestro cachorro aprenda a relacionarse con otros individuos de su especie, tanto grandes como pequeños, con las personas y hacerse a los ruidos de la calle. Con esto evitaremos comportamientos inadecuados ( perros agresivos hacia otros perros o hacia las personas, perros que no quieren salir a la calle, perros que se asustan con los ruidos, etc.). Para ello hay que salir con el cachorro por zonas donde no abunden perros (prohibido ir a los parques de perros hasta que no estén bien vacunados), deben jugar con perros de los que conozcamos su estado sanitario y debemos dejar que lo toquen las personas. Sí que hay que evitar el contacto con perros desconocidos, con heces de otros animales y esas zonas donde se reúnen muchos perros.

Cuando lo saquemos a la calle y realice sus eliminaciones debemos premiarlo y hacerlo siempre. De esa forma aprenderá más rápido a hacerlo en la calle. Si es muy pequeño o no podemos sacarlo podemos ponerle una zona con periódico o empapadores y premiar si lo hace ahí. Cada vez vamos reduciendo el sitio con papeles mientras se va acostumbrando a hacerlo en la calle. Si lo hace en casa no debemos regañarlo ni, por supuesto, restregarle el hocico en la orina. Así solo conseguimos mancharlo y puede que no lo asocie con lo que ha pasado sino con otra cosa y le creemos un conflicto.

De todas formas, en la primera visita que realice nuestro cachorro a la clínica, el veterinario nos debe dar una serie de consejos sobre los cuidados de nuestro perro y es ahí también donde debemos realizarle todas las peguntas sobre las dudas que tengamos.

Aprovechamos para informaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) podemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (www.tuveterinario.info), también operativo las 24 horas y donde podremos solucionar todas las dudas que os surjan sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de www.tuveterinario.info

1 Comentario

  1. disculpe para las llamadas que lada debo usar, soy de mexico, tengo un cachorrito recien nacido de apenas 1 dia, que dosis debo aplicar de alimentacion y que periodos

Deja un comentario