Mi perro no quiere moverse.

Mi perro no quiere moverse.

Mi perro no quiere moverse.

Mi perro no quiere moverse. Puede ser que nuestro perro no quiera moverse, pero es posible que sea porque no puede hacerlo. 

Mi perro no quiere moverse. En muchas ocasiones acuden a la clínica propietarios que comentan que su perro no quiere moverse. Debemos tener presente que puede ser que el perro no se mueva no porque no quiera sino porque no puede.

Cuando llegan con este problema lo primero que hay que hacer es una buena anamnesis (recordad que esto significa hacer una buena tooma de datos tales como la edad, sexo, estado reproductivo, desde cuándo notamos el problema, a qué lo achacamos, etc.)

Una vez que tenemos todos los datos pasamos a explorar al perro, pero un examen general en el que auscultamos, palpamos todo el cuerpo, observamos los ojos y los oídos, tomamos la temperatura, etc. Esto se hace ya que las causas de que el perro no se mueva pueden ser muy variadas.

Entre las causas de que nuestro perro no quiera o no pueda moverse podemos citar las siguientes:

Dolor: el dolor puede estar localizado en diversos sitios y es importante encontrar el foco del mismo. Puede tratarse de dolor por un pinzamiento en la columna; dolor por un proceso de osteoartrosis; dolor por una prostatitis en el caso de los machos; dolor por algún traumatismo (golpe o caída) que puedan originar lesiones musculoesqueléticas (roturas fibrilares, luxaciones, fracturas, etc.). También podemos citar dolor abdominal intenso, torácico, etc.

Puede ser que el perro no se mueva debido a un problema neurológico que radique en la columna vertebral que originan afectación de la médula espinal o de las raíces nerviosas y se acompaña de dolor y también de déficits de inervación que originan paresias o parálisis de los miembros.

El problema puede tener también origen en el sistema nervioso pero ahora localizado en la cabeza ( traumatismos, procesos degenerativos, problemas circulatorios, tumores, etc.).

Problemas como puede ser una ceguera repentina también hacen que el perro no se mueva pero porque no quiere. Causas de ceguera podemos tener afecciones del sistema nervioso, hipertensión sistémica, enfermedades que afectan al ojo tales como glaucoma, desprendimiento de retina, etc.

En ocasiones, muchas de ellas, el perro no se quiere mover porque no se encuentra bien. Este es el caso de, por ejemplo, muchas afecciones que cursan con fiebre. Cuando hay fiebre, uno de los síntomas característicos, aparte de la elevación de temperatura, es que el perro se encuentra apático y no quiere moverse. También es posible que pueda deberse a que, en ocasiones, la fiebre cursa con dolor articular y/o dolor muscular.

Cuando hay pérdidas de sangre que no apreciamos externamente, caso de coagulopatías, intoxicación por raticidas, sangrado digestivo, neoplasias como los hemangiosarcomas, etc. o en procesos anémicos severos, el perro tampoco quiere moverse debido a que hay una mala oxigenación de los tejidos ( yo suelo explicarles a los propietarios que su perro se siente como un escalador que sube al Everest sin ayuda de bombonas de oxígeno).

Como vemos hay muchas posibles causas de que nuestro perro no quiera o no pueda moverse. En ocasiones será muy fácil que conozcamos el motivo pero en otras ocasiones habrá que explorar al animal y realizar pruebas de diagnóstico complementarias tales como analíticas, radiografías, TAC o Resonancia Magnética.

¿Podemos darle a nuestro perro algo si no quiere moverse? En muchas ocasiones el problema es derivado de un cuadro febril o un dolor indeterminado que puede solucionarse con la administración de algún antiinflamatorio, pero en otras ocasiones hay que buscar el origen del problema y no se requieren los antiinflamatorios para el tratamiento por lo que yo no soy partidario de utilizarlos sin conocer a qué me estoy enfrentando y aconsejo que lo consultéis con vuestro veterinario de confianza.

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (www.tuveterinario.info), también operativo las 24 horas para que podáis solucionar todas las dudas que os surjan sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de www.tuveterinario.info

Sin comentarios aún.

Deja un comentario