Mi perro se está asfixiando.

Mi perro se está asfixiando.

Mi perro se está asfixiando.

Mi perro se está asfixiando. Es muy importante saber si en verdad hay dificultad respiratoria pues el riesgo de muerte es muy grande.

Mi perro se está asfixiando. Muchas veces acuden a la clínica personas muy asustadas debido a que creen que su perro se ha atragantado con un cuerpo extraño. La mayoría de las veces es mayor el susto que el problema pues lo que en realidad ocurre es que el perro tiene tos.

Ya hemos dedicado vídeos y artículos al problema de la tos en los perros. Ya sabemos que la tos puede tener diversos orígenes y entre ellos está la ingestión de algún cuerpo extraño.

Si la tos de nuestro perro es de origen repentino, más aún si vemos que tiene algún objeto en la boca o tenemos la sospecha de ello, podemos estar ante un caso de atragantamiento y es de vital importancia que actuemos inmediatamente. Cuando hay atragantamiento y dificultad respiratoria vamos a ver que nuestro perro está muy nervioso, asustado; los ojos se ven enrojecidos; el perro se toca la boca con las patas como intentando sacarse algo de dentro; hay ruidos respiratorios que indican dificultad al paso del aire; las mucosas pueden adquirir una tonalidad violácea ( se ponen de color morado por el déficit de oxígeno);  si el problema ya lleva unos minutos podemos encontrarnos con el perro tumbado o con pérdida de conocimiento.

En estos casos debemos proceder con urgencia pues el riesgo de muerte es inminente. Debemos abrir la boca del erro y observar si se ve algún objeto que sea el causante de la obstrucción. Si no es así no debemos introducir los dedos buscando algo pues corremos el riesgo de avanzar el objeto más adentro.

Si no conseguimos extraer el objeto extraño ( piedra, hueso, juguete, tela, plástico, etc.) debemos proceder a realizar la conocida como maniobra de Heimlich. Esta maniobra la habremos visto realizar en personas en películas o en algún reportaje, pero debemos saber que también puede salvar la vida de nuestro pequeño amigo.

En el caso de perros de pequeño tamaño podemos cogerlos de las patas posteriores a la altura de la cadera y ponerlos boca abajo para ver si el objeto sale por la fuerza de la gravedad. Si aún así no sale, abrazamos al perro desde atrás, colocamos un puño detrás de las últimas costillas, en la zona blanda de la pared abdominal y apretamos con fuerza intentando que los pulmones expulsen con fuerza el aire y ayude a expulsar el objeto. Esto lo podemos repetir unas cuatro o cinco veces, no más ya que podemos provocar lesiones en el perro.

En el caso de los perros grandes podemos intentar primero levantar las patas traseras, como si los pusiéramos haciendo el pino, para ver si el objeto sale por gravedad. Si no ocurre así también se procede a realizar la maniobra de Heimlich. En este caso abrazamos al perro desde atrás y juntamos los dos puños, uno envolviendo al otro, en la zona abdominal que queda justo tras las últimas costillas. Apretamos fuerte igual que en el caso anterior, un número máximo de cinco repeticiones.

Una vez que hacemos la maniobra de Heimlich revisamos la boca y quitamos el objeto causa del problema. En principio nuestro perro se recuperará rápidamente, aunque siempre es aconsejable una visita a nuestro veterinario para que le realice una exploración y confirme que todo está en orden. Si no sale el objeto al realizar la maniobra, el pronóstico es peor y no hay tiempo que perder para acudir a un veterinario ya que el riesgo de muerte por asfixia es muy grande.

Si el objeto ha salido pero nuestro perro está inconsciente, podemos realizarle la respiración boca a boca para intentar reanimarlo. En otro artículo hablaremos de estas prácticas.

Recordad lo que comentaba al principio del artículo y es que muchas veces acuden dueños muy asustados debido a que creen que su perro se ha atragantado y en realidad no es así. La tos del perro puede ser realmente aparatosa y nos hace pensar en una gravedad que no es tal. La tos del perro suele ser seca, fuerte y suele finalizar en arcadas como si el perro quisiera expulsar algo. Esta tos es muy característica de procesos como faringitis, laringitis, traqueitis, etc., procesos de tipo irritativo, inflamatorio o infecciosos de las vías aéreas altas que son muy frecuentes en nuestros perros y que, dependiendo de su origen, tendrán un determinado tratamiento.

Tampoco debemos olvidar otro problema respiratorio muy grave del que ya hemos tratado cuando hemos hablado de las enfermedades del corazón. Se trata del edema agudo de pulmón, otra urgencia veterinaria pero que tiene un origen y un tratamiento completamente distinto al problema que hoy nos ocupa.

Más información sobre la tos en el perro

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (www.tuveterinario.info), también operativo las 24 horas y donde podéis consultar todas vuestras dudas sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de www.tuveterinario.info

 

1 Comentario

  1. Que debo hacer si me perro cojea de una pata trasera por mas de un mes, le he dado antinflamatorio y continua cojeando.

    muchas gracias.

Deja un comentario