Mi gato tiene manchas negras en labios y nariz.

Mi gato tiene manchas en los labios y la nariz.

Mi gato tiene manchas en los labios y la nariz.

Mi gato tiene manchas negras en labios y nariz. La presencia de manchas en la piel asusta a los cuidadores de gatos y son motivo frecuente de consulta en la clínica.

Mi gato tiene manchas negras en labios y nariz. La aparición de manchas de color negro en los labios y/o en la nariz de los gatos asusta a sus cuidadores, lo que hace que acudan a la clínica pensando en que sus gatos tienen algo malo.

Hay gatos que tienen tendencia a la aparición de manchas de color negro en los labios y/o en la nariz. Esto se conoce como léntigo y es una alteración benigna de la piel.

El léntigo se puede definir como una afección benigna de la piel caracterizada por el depósito de melanina en determinadas zonas ( en este caso en nariz y labios). Se puede comparar con la aparición de lunares en las personas, los cuales también son afecciones benignas.

https://youtu.be/YQokOxqHxuo

Ese depósito de melanina, que es la sustancia que hace que en verano nos pongamos morenos, puede aparecer localizado en una lesión más o menos grande en nariz y labios o puede presentarse como múltiples lesiones más pequeñas.

El léntigo aparece con más frecuencia en gatos adultos jóvenes, aunque esto no quiere decir que no se presente en gatitos muy jóvenes o en gatos ya viejos. Al principio suele tratarse de una manchita a la que no solemos dar importancia pero que, al ir creciendo, asusta a los cuidadores el gato y por ello acuden a la clínica.

Hay que reiterar que se trata de una afección benigna y que no tiene nada que ver con los melanomas, tan peligrosos en personas como en animales. Estas lesiones son mucho más comunes en gatos con el pelo de color naranja, lo que no quiere decir que solo aparezcan en ellos, y tiene un marcado componente genético.

Estas lesiones no requieren ningún tratamiento, aunque debemos tenerlas vigiladas pues las lesiones neoplásicas como son los melanomas pueden tener un aspecto semejante y podemos descuidar su diagnóstico.

Ante la presencia de alguna lesión de aspecto de un léntigo debemos consultar con nuestro veterinario para cerciorarnos de que se trata de eso y después debemos observar las lesiones periódicamente para controlar el tamaño y que no notemos cambios como elevación de la piel, enrojecimiento a su alrededor, etc.

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (www.tuveterinario.info), también operativo las 24 horas para que podáis solucionar todas las dudas que os surjan sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de www.tuveterinario.info

Sin comentarios aún.

Deja un comentario