Mi gato está vomitando.

Mi gato está vomitando.

Mi gato está vomitando.

Mi gato está vomitando. El vómito en nuestros gatos es algo frecuente pero sus causas y tratamientos son distintos.

Mi gato está vomitando. Los vómitos en el gato pueden deberse a causas de tipo digestivo  o a procesos originados en otros órganos pero que tienen al vómito como uno de sus síntomas.

Los vómitos en los gatos también son frecuentes, aunque menos que en el perro, y son motivo de visita de estos animales a la clínica.

Como siempre, tenemos que diferenciar el vómito de la regurgitación (expulsión del contenido esofágico debido a obstrucciones en el tránsito de la ingesta, cuerpos extraños, neoplasias, etc.).

Los vómitos pueden ser agudos (horas, días) o crónicos (semanas, meses) y pueden estar ocasionados por incongruencias alimentarias, inflamaciones de la pared gastrointestinal, neoplasias digestivas, presencia de parásitos, ingestión de tóxicos o ciertos medicamentos, enfermedades de otros órganos como páncreas, hígado o riñones, por ejemplo.

En los gatos es muy frecuente la presentación de vómitos por la presencia de bolas de pelo. Estas se forman en su aparato digestivo debido al hábito de limpieza de los gatos. Al lamerse ingieren pelo y éste, sobre todo si el gato es de pelo largo se puede acumular en el estómago y poco a poco se forma un acúmulo que el animal acaba expulsando con el vómito. Estas bolas, a veces pasan a intestino y pueden originar obstrucción intestinal. No debemos confundir el vómito de alguna bola de pelo con que en el vómito haya algunos pelos, ya que, por sus hábitos de limpieza, los gatos ingieren pelo de forma habitual, pero unos pocos no son la causa de un cuadro de vómitos. Para prevenir esto se suele administrar a los gatos las pastas de malta o los alimentos que viene formulados para ello.

La ingestión de cuerpos extraños lineales (hilos, cintas, sedales, etc.), de la que ya hablamos en el artículo dedicado a ello, son también causa de vómitos debido a la interrupción del tránsito intestinal que se produce y que puede originar un proceso muy grave debido a la perforación y salida de contenido digestivo a la cavidad abdominal con la subsecuente peritonitis.

Otras causas de vómito agudo son la ingestión de tóxicos o medicamentos que no estén adaptados, tanto por el producto como por la dosis, a nuestros gatos. En estos casos SIEMPRE hay que ponerse en contacto con nuestro veterinario. Recordad que cuando habléis con el veterinario es importante aportarle la mayor cantidad de datos posible en cuanto al producto ingerido, su cantidad y tiempo desde su ingestión.

En cuanto a las otras enfermedades que pueden originar vómitos, la mayoría de las veces hay que recurrir a realizar un estudio con imagen ( radiografía o ecografía) así como analíticas para poder diagnosticar la causa del problema. Enfermedades inflamatorias del estómago, enfermedades neoplásicas (linfoma, linfosarcoma digestivos), pancreatitis, obstrucciones del sistema biliar, enfermedad renal, enfermedad del sistema nervioso central, etc. no pueden diagnosticarse sin obtener unos mínimos datos de la exploración de nuestro gato.

No olvidéis que el vómito en sí no es una enfermedad sino un síntoma de alguna enfermedad, tanto digestiva como no y que, sobre todo en los casos agudos, hay que controlar lo antes posible para evitar la deshidratación de nuestros gatos y permitir una pronta vuelta a la normalidad tanto para la ingestión alimentaria como para proceder a la administración de medicamentos por vía oral, si es el caso.

Cada enfermedad que origina vómitos tiene un tratamiento específico. No sólo se debe tratar el vómito sino la causa que lo produce para poder solucionar completamente el problema. El ayuno durante doce a veinticuatro horas cuando hay vómitos es importante para conseguir un reposo digestivo y muchas veces así se soluciona el problema en los vómitos debido a incongruencias alimentarias o a la ingestión de alguna planta irritante del tubo digestivo, pero otras veces se requieren tratamientos más intensivos como, por ejemplo, la administración de fluidos intravenosos, medicación antiemética, protectores gástricos, etc. dependiendo de la causa y gravedad del problema.

Una vez controlados los vómitos debe darse una dieta blanda (mejor las que están formuladas para tal fin en gatos) durante un par de días o tres y después reintroducir su alimentación normal salvo que requieran alguna especial si la enfermedad que tenía o tiene el gato así lo requiere.

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (www.tuveterinario.info), también operativo las 24 horas para que podáis solucionar todas las dudas que os surjan sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de www.tuveterinario.info

2 Comments

  1. susana dice:

    Buenas doct tengo una perra de 11 años esta con dearrea poquita quisera saber qe dieta puedo darle o qe debo hacer desde ya muchas gracias.

  2. Ana dice:

    Hola !! Mi gato ha estado vomitando una especie de espuma blanca espesa como flema, esta medio decaido pero no presenta otro síntoma, se nota que tiene hambre porque come le da nauseas. Queria saber de que puede ser?

Deja un comentario