Mi gato babea mucho.

Mi gato babea mucho

Mi gato babea mucho

Mi gato babea mucho. Al contrario que en los perros, los gatos no suelen babear, lo que indica que está habiendo algún problema.

Mi gato babea mucho. La saliva se produce de forma fisiológica y tiene la función de mantener húmeda la mucosa bucal y ayudar en la ingestión del alimento al lubricarlo y comenzar la digestión.

Los perros aumentan la producción de saliva cuando están comiendo o huelen comida, algo que no resulta evidente en el caso de los gatos.

Cuando un gato babea, nos indica que algo está pasando. Uno de los motivos más habituales de que un gato babee es, al igual que en el caso de los perros, cuando viajan, debido a que pueden marearse y a la situación de ansiedad que les provoca es viaje (recordemos que los gatos son animales que se estresan con mucha facilidad y que cualquier cambio puede alterarlos enormemente).

Otra causa muy habitual de babeo es cuando aparecen náuseas por cualquier causa (digestiva, cinetosis, terapia oncológica, etc.).

Un gato puede también babear más cuando hay afectación de la mucosa oral y encías. Esto es frecuente cuando el gato padece una gingivitis, una estomatitis o una afección dental (resorción dental, caries, etc.). Esa baba producida en exceso suele tener también mal olor debido a que puede haber presencia de sangre y de microorganismos que generan mal olor.

Otras afecciones bucales que pueden dar lugar a babeo excesivo son las heridas (producidas al morder algo cortante por ejemplo), úlceras (debidas a procesos infecciosos como la calicivirosis felina,  el contacto con cáusticos, electrocución al morder algún cable eléctrico, etc.).

Más causas de babeo excesivo son enfermedades metabólicas, como por ejemplo una afección renal, tan frecuentes en nuestros gatos, que puede originar un cuadro urémico y aumenta el babeo, que además tiene un olor urinoso.

Otra causa de aumento del babeo es la aparición de neoplasias en la cavidad oral afectando a labios, lengua, encías, paladar duro, etc.

Algunos cuadros de intoxicación pueden también originar aumento del babeo y por ello es importante que si tenemos la sospecha de que nuestro gato ha ingerido un tóxico contactemos con urgencia con nuestro veterinario y le pongamos al tanto del producto ingerido, cantidad y tiempo desde la ingestión. Recordad que los gatos pueden intoxicarse con productos que contacten con su piel y pelo debido a sus hábitos particulares de limpieza.

Por último voy a citar como causa del aumento del babeo la presencia de cuerpos extraños en boca. En muchas ocasiones pueden quedarse clavadas astillas de hueso,trozos de madera, anzuelos en zonas de pesca, etc.

A veces es fácil dar con la causa de ese aumento del babeo pero en otras ocasiones hay que realizar una buena exploración general del gato y luego focalizar en la boca. También puede ser preciso la realización de pruebas complementarias como analíticas, radiografías, TAC, citologías, biopsias, etc.

Una vez que se diagnostica la causa de ese aumento del babeo se instaura el tratamiento oportuno y así debe también conseguirse solucionar el babeo.

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (www.tuveterinario.info), también operativo las 24 horas y donde podéis consultar todas las dudas que os surjan sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de www.tuveterinario.info

 

 

Sin comentarios aún.

Deja un comentario