Tratamiento de la artrosis en gatos.

Tratamiento de la artrosis en gatos.

Tratamiento de la artrosis en gatos.

Tratamiento de la artrosis en gatos. Esta enfermedad es muy frecuente en los gatos senior pero se diagnostica menos que en el caso de los perros.

Tratamiento de la artrosis en gatos. La enfermedad degenerativa articular u osteoartrosis es una patología muy frecuente en nuestros gatos mayores. Por las peculiares características de comportamiento de los gatos ha sido y es una enfermedad infradiagnosticada  a la que debemos prestar toda la atención que merece.

Podríamos decir que la osteoartrosis es una enfermedad que va a afectar a las articulaciones originando una degeneración de las superficies cartilaginosas y del hueso que se encuentra bajo esas superficies dando lugar a un proceso inflamatorio y degenerativo de las partes de la articulación (membrana sinovial, cápsula articular, etc.) que van a cursar con dolor más o menos severo y cojeras debido a ese dolor y a la pérdida de movilidad de esa articulación comprometida.

La base del tratamiento de la osteoartrosis es disminuir o eliminar el dolor, recuperar al máximo los daños producidos en las estructuras articulares y frenar la progresión de la enfermedad.

El diagnóstico de esta enfermedad en los gatos es más complicado que en los perros debido a que ambas especies manifiestan el dolor de distinta manera. Cuando un gato sufre de un proceso degenerativo en alguna articulación podemos apreciar una serie de síntomas que, al principio pueden ser muy sutiles pero conforme avanza el proceso son más fáciles de apreciar si prestamos la suficiente atención.

Debido al dolor que presenta el gato en la zona afectada podemos notar que hay dificultad para subirse a sitios donde antes lo hacían normalmente. También pueden buscar sitios para el descanso más accesibles que el habitual. Puede ser que eviten el uso del arenero pues no pueden acceder a él sin dolor. Junto a esto también pueden aparecer cojeras, aunque muchas veces son difíciles de apreciar debido a la característica forma de desplazarse que tienen nuestros gatos.

Además de estos síntomas también podemos apreciar que el pelaje presenta mal aspecto ya que no pueden acicalarse con normalidad, pueden pasar escondidos mucho tiempo evitando relacionarse con otros gatos y con los integrantes de la familia llegando incluso a mostrar agresividad si se les molesta. También realizan menos ejercicio y por ello puede apreciarse una ganancia de peso.

El tratamiento de la osteoartrosis, tal y como ya comentamos en el caso del perro, es de tipo polimodal pues conlleva el tratamiento médico, tratamiento dietético y fisioterápico.

Para empezar, para eliminar o disminuir al máximo el dolor se requiere la utilización de antiinflamatorios no esteroideos. Hay que tener en cuenta que muchas veces nos llegan los gatos cuando el propietario lleva un tiempo notando que cojean o que les cuesta levantarse o subir a sitios. Cuanto más tiempo haya dolor, más trabajo va a costar erradicarlo por lo que se recomienda un tratamiento temprano del mismo. El uso de estos productos debe estar bien controlado y supervisado por el veterinario, utilizando siempre los que están expresamente formulados para su uso en gatos debido a su particular metabolismo en esta especie, lo que facilita la presentación de efectos secundarios, en ocasiones, muy graves.

Junto a los antiinflamatorios también disponemos de productos condroprotectores, los cuales tienen una función de aumentar la producción de líquido sinovial, ayudar a regenerar la superficie articular dañada, inhiben determinadas enzimas que dañan el cartílago,  tienen efecto antiinflamatorio, aunque este es bastante más lento que el de los antiinflamatorios no esteroideos, y reducen la destrucción de colágeno en la articulación.

Muchos de los procesos osteoartrósicos se presentan en gatos con sobrepeso u obesidad, lo que hace que sus articulaciones estén sometidas a mayor estrés. Es por esto que se recomienda, junto a los tratamientos antes indicados, la reducción de peso, lo cual se realiza mediante la administración de dietas específicas para tal fin, la realización de ejercicio físico moderado, algo que favorece la movilidad de la articulación dañada y uso de los distintos tipos de fisioterapia que hay a disposición en veterinaria. Sí que hay que evitar ejercicios bruscos y sobreesfuerzos sobre la articulación pues esto agravaría el cuadro osteoartrósico. En el caso de los gatos la realización de ejercicio es más complicada que en los perros pero se puede ayudar mediante juegos con ellos.

Además de estas terapias debemos facilitar la vida cotidiana de nuestro gato mediante la implementación de medidas tales como el uso de camas bien acolchadas, siendo las camas cubiertas tipo iglú muy adecuadas ya que también hacen que el gato se sienta resguardado, algo que ya sabemos que busca cuando padece este tipo de patología. Las cajas de eliminación deben ser bajas y el comedero y bebedero fácilmente accesibles.

También es preciso que nos encarguemos de su aseo ya que hemos dicho que los gatos afectados de osteoartrosis no se acicalan o no lo hacen bien. Debemos cepillarlos con frecuencia para arrastrar el pelo muerto y evitar la formación de nudos y enredos. También debemos cortar las uñas con más frecuencia ya que las van a desgastar menos al realizar poco o ningún ejercicio.

El tratamiento de la osteoartrosis es crónico pues al ser una enfermedad degenerativa no se va a curar pero sí que la podremos controlar. Se deben seguir las pautas de tratamiento prescritas por nuestro veterinario y mantener un seguimiento de la evolución del caso. Normalmente el tratamiento dietético, fisioterápico y condroprotector se mantiene de por vida mientras que los antiinflamatorios se utilizarán en los momentos en los que pueda apreciarse que nuestro gato sufre dolor, aunque hay casos que necesitan de los mismos a más largo plazo.

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (www.tuveterinario.info), también operativo las 24 horas para que podáis solucionar todas las dudas que os surjan sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de www.tuveterinario.info

 

 

Sin comentarios aún.

Deja un comentario