Tengo un gatito.

Tengo un gatito.

Tengo un gatito.

Tengo un gatito. Cuando llega un gatito  a casa todo van a ser dudas acerca de cómo cuidarlo correctamente. Aquí vamos a intentar despejar algunas de ellas.

Tengo un gatito. Cuando llega un gatito a casa nos pueden surgir muchas dudas acerca de la alimentación, cuidados, aseo, paseos, vacunaciones y otras muchas cosas. En estas líneas vamos a intentar solucionar estas dudas.

Lo ideal sería que el gatito llegara a casa destetado, es decir, alimentándose por sí solo sin la necesidad  de su madre. Si ya viene comiendo solo es importante que tengamos claro cómo lo vamos a alimentar. Yo suelo aconsejar la alimentación formulada para gatos, la cual se adapta a las fases de desarrollo de los mismos. La alimentación seca es muy equilibrada y es más cómoda de administrar pero debemos de alternarla con alimentación húmeda ya que esto va a ser fundamental para ayudar a prevenir enfermedades de las vías urinarias bajas como es el caso de la formación ce cristales y cálculos vesicales. Haciendo esto desde el principio será más fácil que el gatito acepte bien los dos tipo de alimento.

Los gatos tienen una manera de alimentarse distinta a la de los perros. Son animales que en la naturaleza cazan pequeños insectos, roedores, pajarillos, etc. y es por eso que normalmente van al comedero entre diez y quince veces al día comiendo pequeñas raciones. No debemos confiarnos pues hay algunos que se parecen más a los perros o a nosotros y se han convertido en unos glotones que se comen del tirón todo lo que se les pone por delante. Son animales que pueden tender al sobrepeso y obesidad por lo que habrá que controlarles bien las tomas de comida y repartirlas a lo largo del día.

Las medidas de aseo son importantes. Debemos cepillar a nuestro gatito  a menudo y además de mantener sano el pelo estará más limpio y evitaremos o ayudaremos a evitar que se formen las temidas bolas de pelo en el tubo digestivo debido a que tragan ellos mucho pelo al limpiarse . Se puede bañar a nuestro gatito si viene muy sucio, pero siempre usando un champú formulado para ellos y secándolo muy bien para evitar que pueda enfriarse. Muchos gatos no toleran bien los baños y por ello no debemos forzarlos salvo necesidad. Es mejor  cepillarlos que intentar bañarlos y que, tanto ellos como sus dueños, puedan acabar lastimados.

La primera vacuna se pondrá sobre los dos meses dependiendo de la procedencia del gatito.  Lo ideal es tener claro cuál va a ser el hábitat de nuestro gato (interior, exterior o mixto) ya que eso va a hacer que la pauta de vacunación sea distinta. También es interesante saber si ha podido tener contacto con virus como el de la leucemia felina ya que ello va a ser muy importante tanto para la vacunación como para saber el estado de salud de nuestro gatito . Debe ser nuestro veterinario quien nos oriente sobre la pauta vacunal aconsejada para nuestro gatito.

Debemos desparasitar a nuestro gatito pues en ocasiones vienen con parásitos internos, los cuales ha adquirido por vía materna o del ambiente donde ha estado viviendo. Así mismo también debe realizarse una desparasitación externa si se ven parásitos (pulgas, garrapatas, cheiletiellas, etc.) o nuestro veterinario lo considera oportuno al realizar la exploración del gatito, pero siempre, y eso es muy importante, utilizando productos expresamente formulados para ellos.

En cuanto al lugar de eliminación debemos buscarles un arenero y situarlo en una zona tranquila, alejada de donde descansa y se alimenta. El sustrato puede variar según cada gato, pero yo prefiero los que no están muy perfumados y que faciliten que el gato pueda tapar sus eliminaciones sin problemas. También hay que retirar las eliminaciones, algo fácil al usar sustratos agregantes, y cambiar la arena semanalmente.

Los gatos no suelen salir de paseo como hacen los perros. Si el gato vive en una vivienda con acceso al exterior (jardín, campo, et.) debemos tener cuidado con que no puedan escaparse o que puedan regresar fácilmente si salen. En estas viviendas es más fácil que puedan entrar otros gatos por lo que es más importante la prevención con vacunas y la desparasitación periódica.

De todas formas, en la primera visita que realice nuestro gatito a la clínica, el veterinario nos debe dar una serie de consejos sobre los cuidados que necesita y es ahí también donde debemos realizarle todas las peguntas sobre las dudas que tengamos.

Aprovechamos para informaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) podemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (www.tuveterinario.info), también operativo las 24 horas y donde podremos solucionar todas las dudas que os surjan sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de www.tuveterinario.info

Sin comentarios aún.

Deja un comentario