Mi perro tiene una enfermedad del corazón.

Mi perro tiene una enfermedad del corazón.

Mi perro tiene una enfermedad del corazón.

Mi perro tiene una enfermedad del corazón. Las enfermedades cardíacas son habituales en nuestros perros y es fundamental su diagnóstico temprano.

Mi perro tiene una enfermedad del corazón. Las enfermedades cardíacas son bastante habituales en nuestros perros y es importante diagnosticarlas lo antes posible para así poder instaurar el tratamiento más adecuado.

Las enfermedades del corazón pueden aparecer desde el momento del nacimiento o poco después, que son lo que se conoce por cardiopatías congénitas, o pueden aparecer con los años, que es lo que se conoce por cardiopatías adquiridas.

Las cardiopatías congénitas son menos habituales que las adquiridas y pueden deberese a anomalías en la formación de los vasos, comunicaciones de las cámaras cardiacas por defectos de los tabiques, pueden ser problemas valvulares; etc.

Las cardiopatías adquiridas se manifiestan en perros adultos y las más frecuentes afectan a las válvulas cardíacas y al músculo cardiaco.

En las razas pequeñas y miniatura la afección más frecuente es la enfermedad valvular degenerativa senil, que afecta a la válvula mitral. En las razas gigantes la patología más habitual es la miocardiopatía dilatada, que afecta al músculo cardiaco.

Estas son las enfermedades más frecuentes en diagnosticarse y cuando antes se haga mejor pues así se controlará la evolución del proceso y la aparición de los síntomas que conllevan.

Síntomas que se pueden presentar en las enfermedades cardiacas son el cansancio, disnea (dificultad respiratoria), tos, síncopes, intolerancia al ejercicio. Estos irán agravándose con la evolución de la enfermedad y van a requerir la realización de controles periódicos para ver si hay que modificar dosis de medicamentos o añadir o retirar alguno de ellos.

Un síntoma característico de afección cardiaca es el soplo, sonido anómalo que se produce por un flujo turbulento de la sangre en el corazón y salida a los grandes vasos debido a estas patologías que hemos nombrado. El soplo se escucha con el fonendoscopio y será el veterinario quien nos avise de ello ya que suele ser el primer síntoma que se detecta y suele hacerse en las revisiones que se hacen a nuestros perros cuando se van a vacunar o por otro motivo de consulta.

Cuando nuestro veterinario nos dice que nuestro perro tiene un soplo nos aconsejará realizar un estudio para averiguar su causa y así poder poner tratamiento y controlar la evolución del proceso. El tratamiento será de por vida y en los controles periódicos que se hacen habrá que valorar la evolución del proceso y modificar o no dicho tratamiento.

Hay más enfermedades que pueden afectar al corazón, como son el derrame pericárdico, neoplasias, arritmias, etc. y que, según cuál sea el origen, así será su tratamiento.

Los tratamientos para las enfermedades del corazón van a ser de tipo médico, específico para cada una de las posibles patologías. También puede ser un tratamiento quirúrgico, como son los caso sen los que hay que dilatar algún anillo valvular, para extirpar alguna neoplasia o para la implantación de marcapasos, que son unos aparatos que ayudan a controlar las arritmias.

Hay muchas enfermedades que pueden afectar al corazón de nuestros perros y volvemos a repetir que es fundamental un diagnóstico temprano para tener un mejor pronóstico en cuanto a calidad y esperanza de vida de nuestros perros.

Aprovechamos para informaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) podemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (www.tuveterinario.info), también operativo las 24 horas y donde podremos solucionar todas las dudas que os surjan sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de www.tuveterinario.info

 

 

Sin comentarios aún.

Deja un comentario