A mi perro se le caen los dientes.

A mi perro se le caen los dientes.

A mi perro se le caen los dientes.

A mi perro se le caen los dientes. La pérdida de piezas dentales es bastante habitual y, salvo en relación con la muda, indican algún problema serio.

A mi perro se le caen los dientes. Es bastante habitual que nos pregunten sobre esto en la clínica, sobre todo cuando tratamos con cachorros.

Como estamos acostumbrados a que los niños muden los dientes a partir de los cinco o seis años nos parece mentira que nuestros adorables cachorritos empiecen a mudar su dentición a los cuatro meses y que antes del año ya tengan su dentición definitiva.

Esa muda de los dientes de leche es algo fisiológico y no debe preocuparnos en absoluto. La mayoría de los cuidadores de perros ni se enteran de que sus cachorros están mudando la dentición y cuando comentas en una revisión que el cachorro está en plena muda o que ya ha cambiado la dentición se sorprenden enormemente.

El problema surge cuando los dientes se caen en los perros adultos. Normalmente hay dos causas para ello y son la lesión del diente y la enfermedad periodontal.

En muchas ocasiones nuestros perros pueden dañarse algún diente cuando están mordiendo algo duro ( palos, piedras, huesos, etc.) o si sufren un traumatismo como una caída, un atropello, etc. En estos casos el diente puede fracturarse parcial o completamente y hay que recurrir a la endodoncia o a su extracción.

Cuando hay una enfermedad periodontal debido a una infección, se daña el aparato de sujeción del diente al periostio del maxilar o de la mándíbula. También se daña la encía y se retrae, lo que expone más al diente y entre eso y la pérdida de sujeción el diente empieza a movilizarse hasta que termina cayendo.

La enfermedad periodontal es algo muy serio pues, a parte de afectar a los dientes también puede originar fístulas oronasales (entre la boca y la nariz), sinusitis, fístulas maxilares, afecciones de las válvulas cardiacas, riñones e hígado, etc.

Es por ello que nuestros perros precisan revisarse la boca pues estos problemas hay que intentar prevenirlos pues en muchas ocasiones es difícil su curación completa. Cuando aparece mal olor en la boca de nuestro perro o vemos que las encía están enrojecidas o hay sarro, debemos ponernos alerta y realizar esa revisión bucal de nuestro perro.

En la mayoría de las ocasiones se precisa de una limpieza de boca y resanar las encías dañadas para poder controlar la evolución de la enfermedad. Si el daño es serio habrá que extraer los dientes que estén afectados.

Esta es la típica enfermedad en la que sí que podemos decir que podemos prevenirla, lo que requiere de la atención del cuidador limpiando los dientes de su perro todos los días y añadiendo productos en la dieta que ayuden a controlar la flora bacteriana y la producción de sarro. Además de esto, se debe revisar la boca de nuestros perros todos los años para poder coger a tiempo cualquier problema que se esté originando, sin esperar a que veamos algún diente en el suelo o ver que a nuestro perro se le mueven los dientes.

Recordad que una boca sana, al igual que pasa con las personas, es garantía de salud y va a evitar muchas otras enfermedades que pueden llegar a ser muy graves.

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (www.tuveterinario.info), también operativo las 24 horas para que podáis solucionar todas las dudas que os surjan sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de www.tuveterinario.info

 

Sin comentarios aún.

Deja un comentario