Mi perro se come las cacas.

Mi perro se come las cacas.

Mi perro se come las cacas.

Mi perro se come las cacas. Muchas veces nos preguntan en la clínica por esta “manía” que tienen algunos perros y la manera de solucionarla.

Mi perro se come las cacas. Es te problema, denominado coprofagia, es bastante habitual en la especie canina y motivo frecuente de consulta en la clínica.

El hecho de que un perro se coma los excrementos es bastante desagradable, sobretodo para los propietarios y quieren solucionar ese problema cuanto antes.

El que sea muy frecuente que los perros se coman sus excrementos ( o los de otros perros, gatos e, incluso, humanos) no significa que sea algo normal, sino que detrás de ello hay algún motivo. El único caso que podemos decir que es normal es el de las perras que acaban de parir, ya que ellas sí se comen los excrementos de sus cachorritos de manera que el sitio donde están se mantenga limpio y para que el olor no atraiga a posibles depredadadores ( por eso también se comen las placentas).

Se citan diversas causas de la coprofagia, tanto de tipo orgánico como comportamental.

Entre las de tipo orgánico se mencionan causas como recibir una alimentación muy baja en calorías, problemas de parásitos internos, falta de deterinados minerales o de vitaminas, problemas de tipo digestivo, etc.

En las causas comportamentales podríamos citar la conducta exploratoria (por eso es muy frecuente en los cachorros), problemas de aprendizaje, problemas de estrés y ansiedad, el olor o el sabor de los excrementos, etc.

Para solucionar este problema de la comprofagia hay que hacer una toma de datos sobre los hábitos alimenticios del animal, cómo es su medio, comportamiento, pautas de educación, etc., además de un buen examen clínico que descarte patologías orgánicas.

Según sea la causa así será el tratamiento. La mayoría de los casos que tenemos en la clínica es de cachorritos y normalmente se deberá a su comportamineto exploratorio, a que lo han aprendido de su madre o por que les llama la atención el olor o sabor.

Para tratar esto podemos hacerlo administrando determinados productos que hacen que disminuya el olor de las heces para evitar que llamen su atención, eliminación de castigos, que pueden reforzar esa conducta. También debemos enriquecer su medio para que se entretengan con otras cosas, enseñanza en obediencia y refuerzos positivos.

Es importante no tener prisa para poder realizar de forma efectiva el tratamiento del problema y poder eliminarlo por completo.

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (www.tuveterinario.info), también operativo las 24 horas para que podáis solucionar todas las dudas que os surjan sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de www.tuveterinario.info

 

1 Comentario

  1. Joseccabello dice:

    Aclaratorio e instructivo como siempre

Deja un comentario