Mi perro tiene parásitos pulmonares.

Mi perro tiene parásitos pulmonares.

Mi perro tiene parásitos pulmonares.

Mi perro tiene parásitos pulmonares. Hay cierto tipo de parásitos a los que no les prestamos la suficiente atención y que pueden provocar graves afecciones a nuestros perros.

Mi perro tiene parásitos pulmonares. Todos estamos acostumbrados a desparasitar a nuestros perros frente a los parásitos internos, pero muchas veces no sabemos frente a qué tipo de parásitos lo estamos haciendo.

Los parásitos que más conocemos son los que vemos en las heces de nuestros perros: los gusanos redondos y planos. Además también hemos escuchado hablar, y mucho, del famoso quiste hidatídico y, de hecho, en nuestra zona es obligatoria la desparasitación anual frente al mismo.

Junto a estos parásitos más conocidos hay otros que no lo son tanto, como es el caso del Angiostrongylus vasorum, nematodo causante de la angiostrongilosis canina.

Esta enfermedad afecta a los perros y a otros animales salvajes como son los zorros, lobos, etc. Los parásitos adultos se van a alojar en aurícula/ventrículo derecho así como en las arterias pulmonares. Estos parásitos ponen sus huevos de los que eclosionan larvas que son expulsadas con la tos y deglutidas y eliminadas en las heces. Esas larvas infectan a caracoles y babosas y los perros se infectan cuando ingieren estos animales o secreciones suyas.

Cuando un perro adquiere estos parásitos puede manifestar síntomas de tipo respiratorio tales como tos, carraspeo, dificultad respiratoria (disnea), respiración más rápida (taquipnea). Como las larvas pueden moverse a sitios anómalos pueden aparecer otros síntomas dependiendo de esa localización y pueden aparecer signos oculares o neurológicos por ejemplo. Junto a esto también pueden presentarse síntomas inespecíficos tales como disminución o falta de apetito, adelgazamiento, mala condición corporal, cansancio, vómitos, diarreas, etc.

También pueden aparecer problemas de coagulación en los casos más graves y también pueden producirse cuadros de muerte súbita en los perros afectados.

Una vez que el perro acude a la clínica se procede a realizar un examen general y después se van aplicando métodos diagnóstico los cuales suelen incluir analíticas de sangre, orina y heces; estudios de imagen del tórax y otras pruebas dependiendo de la sintomatología presente.

El tratamiento de la enfermedad conlleva la eliminación de los parásitos y el tratamiento de los síntomas que se presenten en cada perro, por lo que va a cambiar dependiendo de cada caso en concreto.

Lo ideal es prevenir esta enfermedad por lo que en primer lugar el dueño tiene que saber que es una enfermedad que existe y que nuestro perro puede padecerla. Por otro lado lado es importante evitar que nuestro perro pueda ingerir a los animales portadores de larvas infectantes (caracoles y babosas) por lo que se deben evitar los entornos en los que abunden los mismos. Por último, debemos realizar una desparasitación periódica de nuestros perros, algo que es sumamente fácil y que evita muchos trastornos a posteriori.

Como hemos dicho siempre que tratamos de enfermedades que se pueden prevenir, lo ideal es consultar a nuestro veterinario sobre el plan de desparasitación más aconsejable para nuestro perro.

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (www.tuveterinario.info), también operativo las 24 horas para que podáis solucionar todas las dudas que os surjan sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de www.tuveterinario.info

 

 

1 Comentario

  1. pablo dice:

    hola e visto el video de los parasitos pulmonares y alrededor de mi perrera hay bastantes babosas y caracoles,que antiparasito me recomendarias y conque frecuencia de tiempo para darle a mis perros.gracias

Deja un comentario