Mi perro cojea de una pata delantera.

Mi perro cojea de una pata delantera.

Mi perro cojea de una pata delantera.

Mi perro cojea de una pata delantera. Ya hemos visto alguna causa de cojera de las patas delanteras. Hoy vamos a hablar sobre los problemas del carpo.

Mi perro cojea de una pata delantera. En artículos anteriores hemos hablado de enfermedades que causan cojera de una o ambas extremidades delanteras en nuestros perros y hoy vamos a hablar de otras causas de cojera que se localizan en el carpo.

El carpo del perro viene a ser lo que para nosotros es la muñeca. Esa articulación del carpo y está formada por un número elevado de huesecillos, siete, alineados a varios niveles y cuya lesión o de sus anejos (ligamentos, cápsula articular, músculos y tendones) va a originar cojeras más o menos intensas.

Cuando un perro manifiesta una cojera del miembro anterior (puede deberse a un traumatismo por un golpe, un esguince, una fractura, etc.) lo primero que debemos hacer es localizar dónde está el daño.

Hay que localizar la zona de la lesión, explorarla y acompañar esto de diagnóstico por imagen. Las lesiones en la articulación pueden ser agudas ( fractura de algún hueso, tendinitis, sinovitis, esguince, etc.) o pueden ser más crónicas como es el caso de los procesos degenerativos (osteoartrosis).

Con la exploración y la imagen podemos diagnosticar qué tipo de lesión hay en el carpo y así podremos orientar el tratamiento. En ocasiones se recurre a realizar un TAC, sobre todo en aquellas lesiones que no apreciamos bien en radiografías.

El tratamiento de las lesiones del carpo va a depender del tipo de lesión. En las inflamaciones y esguinces leves puede ser suficiente con reposo y uso de antiinflamatorios. Cuando el daño es más serio, tal es el caso de fracturas de algún hueso, esguinces de  alto grado, etc. El tratamiento recomendado suele ser quirúrgico.

Existen casos donde el daño de la articulación no se puede solucionar y entonces el perro podrá manifestar dolor y cojera, que irá agravándose con el paso del tiempo debido al proceso degenerativo articular. En estos casos lo que se recomienda es la realización de una artrodesis de carpo, que es un tipo de intervención en la que esa articulación, mediante técnicas quirúrgicas, se suelda de forma que no hay movilidad entre los componentes articulares y, por tanto, no hay dolor en el perro. Esa fijación se hace en un ángulo adecuado que haga que el perro pueda realizar una vida completamente normal andando, corriendo y saltando como cualquier otro perro.

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) tenemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página www.tuveterinario.info, el cual también está operativo las 24 horas para solucionar cualquier duda que tengáis sobre este u otros temas relacionados con la saluda de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de www.tuveterinario.info

Sin comentarios aún.

Deja un comentario