Mi perra sangra después de haber parido.

Mi perra sangra después de haber parido.

Mi perra sangra después de haber parido.

Mi perra sangra después de haber parido. Tras el parto es normal que las perras sangren un poco y eso es motivo de preocupación en sus cuidadores.

Mi perra sangra después de haber parido. Cuando las perras paren se produce un sangrado, el cual puede mantenerse unos días, y eso es motivo de preocupación para sus cuidadores, sobre todo si son primerizos.

Como últimamente estamos recibiendo numerosas consultas acerca de esta situación en nuestras perras, vamos a volver a tratar sobre el tema en este artículo.

El sangrado postparto es algo normal. Cuando salen los cachorros van envueltos en sus respectivas bolsas y con sus placentas. La placenta de cada cachorro está adherida a la matriz de la perra y por eso, al desprenderse, se produce algo de sangrado.

También es habitual que algún saco amniótico se rompa antes de que salga el cachorro o que quede algún resto placentario en la matriz, el cual se irá eliminando conforme la matriz vaya recuperando su tamaño habitual.

Lo normal es que tras cada perro vaya saliendo su placenta, la cual será ingerida por la madre en la mayoría de los casos, pero, en ocasiones, puede producirse una retención placentaria. En otras ocasiones puede producirse alguna laceración de la matriz o en la vagina y va a producirse una hemorragia más copiosa

El sangrado, que suele tener una coloración oscura, puede prolongarse en el tiempo y que, a lo largo de bastantes días la perra manche. No es que la perra está contínuamente manchando sino que suele ser algo esporádico. En ocasiones puede aparecer un gran coágulo y asustarnos, pero lo único que ocurre es que estaba adherido dentro y al desprenderse sale de golpe y parece que hay una hemorragia más seria. Lo más normal es que el sangrado dure sólo unos pocos días pero en bastantes ocasiones se prolonga en el tiempo (varias semanas) y no pasa nada pero se aconseja revisar a la perra para confirmar que todo está en orden.

Lo que sí es muy importante es que estemos plenamente seguros de que se trata de la eliminación de restos de la que hablaba al principio, que suele ser lo más normal, y que no se trate de una verdadera hemorragia, retención de algún feto muerto, ni un proceso infeccioso.

En las hemorragias, que se presentan por lesiones en la matriz o en la vagina debidas al parto natural o a la realización de una cesárea, la sangre suele ser fresca y el sangrado más o menos contínuo. Debe ponerse remedio cuanto antes para evitar posibles complicaciones. Para ello es imprescindible la revisión por parte de un veterinario para que pueda instaurar el tratamiento tanto médico como quirúrgico, si es el caso, tan pronto sea posible. Para ello se realiza la exploración del estado de la perra y un estudio del aparato genital mediante radiografía y ecografía para ver la matriz, su tamaño, control de su involución, apreciar si hay restos de placenta o algún feto que no haya sido expulsado. En ocasiones hay que recurrir a realizar una extirpación de la matriz (histerectomía) debido a que la hemorragia es importante y no se puede controlar.

En resumen, el que nuestra perra manche varios días después de un parto suele ser una situación normal, pero debemos prestar mucha atención si notamos que el sangrado es contínuo o abundante, el estado de la perra decae, hay mal olor en la secreción o cualquier otro síntoma que pueda parecernos extraño.

Es por todo esto por lo que siempre se aconseja realizar una revisión de la perra durante la gestación ( eso nos va a servir para conocer el número de cachorros que debe parir y si son viables con lo que si, por ejemplo, sale algún cachorro menos de los esperados, puede hacernos sospechar de que hay algún problema). También debemos hacer una revisión tanto de la perra como de los cachorros una vez finalizado el parto y así podemos asegurarnos de todo está en condiciones. Tanto que la madre no tenga ninguno de los problemas que hemos citado como que los cachorros no presenten enfermedades congénitas o tengan cualquier otra patología que pueda poner en riesgo su vida.

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (www.tuveterinario.info), también operativo las 24 horas para que podáis solucionar todas las dudas que os surjan sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de www.tuveterinario.info

Sin comentarios aún.

Deja un comentario