Identificación con microchip

Identificación de mascotas a través de chip o microchip

La identificación de nuestras mascotas consiste en inyectarle un diminuto microchip que contiene un código de barras, el cual es leído mediante un lector especial. Ese código de barras es código alfa-numérico de 15 dígitos que es único, al igual que nuestro número de DNI.

La identificación, a día de hoy, es obligatoria y tiene varias funciones que muchas veces, por desinformación, no sabemos apreciar. Cuando identificamos a un animal (perro, gato o exótico), lo estamos inscribiendo en un censo en el que quedan registrados tanto los datos de dicho animal como los del propietario y del veterinario que lo identifica. Con esos datos se conoce el censo de población canina, felina o de exóticos que hay en determinada población; se conoce el estado vacunal de los animales; se puede localizar a un animal en caso de que se presente una alerta sanitaria; se localiza más fácilmente a los propietarios de un animal perdido; se localiza a los propietarios que abandonan a un animal (cuando se pierde un animal y no se notifica la pérdida, puede considerarse que ha sido abandonado, lo cual conlleva su correspondiente sanción).

Identificar a nuestros animales solo se hace una vez en la vida, no es doloroso, no requiere ningún tipo de intervención quirúrgica (como aún cree mucha gente), no es
costoso y solo aporta beneficios tanto para la mascota como para la sociedad en general.

1 Comentario

  1. Que precio tiene el microchip

Deja un comentario