Mi gato tiene legañas.

Mi gato tiene legañas.

Mi gato tiene legañas.

Mi gato tiene legañas. La presencia de legañas en los gatos es muy frecuente y pueden ser síntoma de afectación ocular, pero también de enfermedades sistémicas serias.

Mi gato tiene legañas. Los problemas oculares son muy habituales en nuestros gatos. Aunque las causas sean distintas uno de los síntomas más comunes que tienen las afecciones oculares es la aparición de legañas en el ojo afectado.

Las enfermedades que afectan a los ojos de nuestros gatos son muchas y hay que tener en cuenta que pueden ser afecciones del propìo ojo o afecciones sistémicas que tengan repercusión en los ojos.

La mayoria de las personas que nos preguntan por este tema piensan que la aparición de legañas en los ojos de su gato se deben a que tienen una infección ya que se asocian las legañas al pus de las infecciones.

Ciertamente los procesos infecciosos que afectan a los ojos de nuestros gatos son muy frecuentes, pero nunca debemos olvidar que hay más causas aparte de las infecciones.

Las lágrimas se componen de una parte acuosa y una parte mucosa, que hace que permanezca más tiempo en contacto con el ojo aumentando así su capacidad de hidratar y proteger la superficie ocular. Cuando se produce un proceso irritativo en el ojo ( que puede deberse a una infección, el roce con una pestaña ectópica, un cuerpo extraño como un grano de arena o una espiga de gramínea, una herida, presencia de parásitos, etc.) aumenta la producción de moco y aparecen las legañas.

En otras ocasiones hay una alteración en esa producción lacrimal y puede disminuir la parte acuosa y así se acumula más moco.

Además de los procesos que afectan a la parte externa del ojo también los hay que afectan a sus estructuras internas y producen inflamación y dolor. Con eso el gato se rasca el ojo continuamente y hay una irritación secundaria que produce ese aumento de moco (legañas).

Enfermedades oculares debidas a agentes infecciosos frecuentes en nuestros gatos son herpesvirus, calicivirus, clamidiasis. Otras enfermedades oculares pueden ser úlceras corneales, neoplasias, secuestro corneal, enfemedades infiltrativas, etc. Dentro del globo ocular nos podemos encontrar con problemas como uveitis, glaucoma, etc. que originan dolor y molestias y el gato puede rascarse el ojo y provocar lesiones y aumento de la producción de moco.

Cuando nuestro gato presenta este problema de legañas podemos lavar el ojo con suero fisológico y debemos observar el ojo por si apreciamos algo que pueda ser la causa del problema. Lo ideal es hacer una buena exploración oftalmológica y, si es preciso y hay sospecha de enfermedades sistémicas, otros estudios complementarios como análisis de sangre por ejemplo.

Hemos visto que hay muchas causas de problemas oculares y cada una requiere su tratamiento específico, el cual debe instaurarse tras realizar esos exámenes y, por supuesto, llevar un buen seguimiento por parte del veterinario hasta poder dar el alta. Estos tratamientos pueden ser en colirios, pomadas oftálmicas, inyecciones subconjuntivales o en tratamiento sistémico. Repito que no hay un tratamiento universal y que siempre se debe examinar un ojo antes de instaurar el tratamiento oportuno.

Los problemas de los ojos pueden ser muy graves pues pueden llegar a producir una pérdida de la visión en el ojo u ojos afectados, y en muy poco tiempo, lo que va a afectar a la calidad de vida de nuestros perros ( recordad que puede haber lesiones como úlceras corneales que pueden dar lugar a la perforación del globo ocular; aumentos de tensión ocular que generan un desprendimiento de retina, etc.).

Los problemas en los ojos debéis considerarlos una urgencia y contactar con vuestro veterinario tan pronto podáis para que él os dé instrucciones sobre lo que hacer.  Una cosa que es muy importante antes la sospecha de que alguna sustancia irritante entre en contacto con los ojos es el lavado de los ojos con suero fisiológico o con agua si no disponemos de suero. Pero no unas gotas sino de forma muy abundante y nunca frotar. Esto también es importante hacerlo si existe la posibilidad de contacto con orugas procesionarias de los pinos, muy abundantes en muchas zonas y que pueden llegar a provocar la pérdida de la visión. Hay que lavar con abundante suero o agua y NUNCA frotar.

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (www.tuveterinario.info), también operativo las 24 horas para que podáis solucionar todas las dudas que os surjan sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de www.tuveterinario.info

Sin comentarios aún.

Deja un comentario