Mi gato tiene la barriga hinchada.

Mi gato tiene la barriga hinchada.

Mi gato tiene la barriga hinchada.

Mi gato tiene la barriga hinchada. Este problema tiene varios motivos, algunos de los cuales pueden ser muy graves.

Mi gato tiene la barriga hinchada. Es relativamente frecuente que nos pregunten en la clínica sobre la causa de que un gato tenga la barriga hinchada. Como las causas son diversas vamos a comentar un poco acerca de ellas.

Uno de los motivos más frecuentes de que un gato tenga la barriga hinchada se da sobre todo en los gatitos. La presencia de parásitos intestinales es habitual en los gatitos que son recogidos de la calle ya que suelen tener parásitos, adquiridos ya al mamar de la madre  si esta no estaba desparasitada adecuadamente.

Se produce inflamación intestinal, obstrucción intestinal si el número de parásitos es grande. También se acumulan líquidos y gases y, en casos severos, puede acumularse líquido en abdomen (ascitis) si existe una hipoproteinemia.

Por ello es muy importante el control antiparasitario en los gatitos, y más si no conocemos su procedencia y estado sanitario, tanto de ellos como de la madre. No olvidéis que los gatos son muy sensibles a las intoxicaciones y que siempre debemos utilizar antiparasitarios formulados para gatos y para la edad adecuada.

La hinchazón de barriga producida por dilatación o dilatación/torsión de estómago, algo que se da con frecuencia en perros, es bastante raro que se produzca en gatos, aunque se han reportado casos de ello.

En otras ocasiones la barriga está hinchada debido al acúmulo de líquido en la cavidad abdominal. Esto puede deberse a enfermedades intestinales, en las que se pierden proteínas y entonces el líquido pasa de los vasos  hacia la cavidad abdominal. También se puede dar en problemas infecciosos como la peritonitis felina, problemas  hepáticos, renales y cardiacos.

Cuando el líquido que se acumula en abdomen es sangre puede deberse, por ejemplo, a la rotura de un tumor esplénico (menos frecuente que en el caso de los perros) o a una hemorragia interna por algún traumatismo. El hecho de no ver sangre en un accidente, por ejemplo, no significa que no haya lesiones. Las hemorragias internas son causa habitual de muerte en caídas de gran altura y accidentes de tráfico.

Otra causa de que la barriga aparezca hinchada es la gestación. En muchas ocasiones hay cuidadores de gatos que no se han dado cuenta de que han montado a su gata y cuando vienen a consulta al notar la hinchazón de la barriga de su gata se llevan la sorpresa de saber que está preñada, lo cual no es una enfermedad, obviamente, pero que hay que saber para estar prevenido ante un parto.

También puede aparecer la barriga hinchada en casos de afecciones como grandes tumores abdominales (los hay hasta de varios kilos de peso), procesos infecciosos de la matriz (en ocasiones se puede acumular mucha cantidad de pus en la matriz simulando un embarazo).

Por último podemos citar la hinchazón de la barriga por acúmulo de grasa. Este motivo, al que muchos no dan la suficiente importancia, va a ser causa de problemas tan serios como diabetes, cardiopatías, problemas articulares, etc., que van a disminuir tanto la calidad como la esperanza de vida de nuestros gatos.

Como vemos hay muchas causas para que la barriga de nuestros gatos aparezca hinchada por lo que lo ideal es hacer un buen examen de nuestro gato, diagnosticar el problema que hay y poner el remedio oportuno lo antes posible.

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (www.tuveterinario.info), también operativo las 24 horas para que podáis solucionar todas las dudas que os surjan sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de www.tuveterinario.info

Sin comentarios aún.

Deja un comentario