¿Es importante hacer un chequeo geriátrico a mi perro o a mi gato?

Al igual que ocurre con las personas, nuestros perros y gatos viven más años. Hay estudios que citan que la edad media de los perros ha aumentado dos años en los últimos veinte años. Así dicho parece poca cosa pues solemos comparar su duración de vida con la nuestra pero es un avance enorme y así nos encontramos cada vez con más animales geriátricos.

Cuanto más vivimos las personas, más enfermedades se van presentando y eso mismo ocurre con nuestros perros y gatos. La edad en sí no es una enfermedad, tal y como solemos creer. Cuántas veces habremos escuchado en la clínica que, por ejemplo, nuestro perro no juega como antes. La explicación que nos dan los propietarios es que será por la edad; y así ocurre con otros muchos ejemplos.

Lo que ocurre con la edad es que los sistemas corporales van envejeciendo. Llega un momento en el que las reparaciones que realiza su organismo ya no dan para más y los órganos empiezan a fallar. En unos casos estos fallos aparecen antes y en otros después, y esto va a depender de varios factores como son la genética del animal, tamaño, peso corporal, enfermedades previas, hábitos de vida, etc.

Procesos como son los que ahora enumeramos son muy habituales en nuestros pequeños animales: procesos degenerativos articulares (artrosis); enfermedades cardiacas ( degeneración senil de la válvula mitral, cardiopatía dilatada, etc.); enfermedades endocrinas (diabetes, hiperadrenocorticismo, hipertiroidismo, etc.); enfermedades respiratorias (fibrosis pulmonar, bronquitis crónica, etc.); enfermedades nefrológicas (insuficiencia renal crónica, etc.);enfermedades de los dientes ( parodontitis, etc.); enfermedades del sistema nervioso (síndrome de disfunción cognitiva, etc.); neoplasias; etc.

La mayoría de estas enfermedades no aparecen de pronto sino que se van a ir generando poco a poco. Los órganos van compensando mientras pueden y llega un momento en el que se manifiesta la sintomatología. Desde que aparecen los síntomas de la enfermedad hasta que el propietario contacta con su veterinario también pasa un tiempo y así nos encontramos con que muchas veces vienen los animales a la consulta con un problema bastante severo que pudiera haberse curado de cogerlo a tiempo o, al menos, haber frenado su avance.

Por esto es aconsejable la realización de los chequeos geriátricos a nuestros perros y gatos. Una vez que llegan a una determinada edad, que oscila entre los ocho años en perros de razas gigantes y los diez en miniaturas y gatos, nuestros animales entran en lo que llamamos la edad geriátrica, que no significa, ni mucho menos, que les quede muy poco para morirse, como mucha gente piensa. Haciéndole su chequeo, que normalmente constará de una exploración del animal, analítica de sangre, radiografías de tórax, ecografía abdominal y electrocardiograma, podemos hacernos una muy buena idea de cómo se encuentra nuestra mascota y, si en la exploración se nota alguna anomalía, se puede profundizar más en el órgano que se encuentre afectado.

Los perros y los gatos no se mueven menos por ser más viejos sino porque, por ejemplo, pueden tener una artrosis de cadera y sufrir dolor al moverse. También puede ser que ya no quieran correr como antes pero porque padezcan alguna cardiopatía y se agoten enseguida. Puede que nuestro perro o gato orinen mucho y que se deba a una diabetes. Así podríamos citar muchos ejemplos que achacamos a la edad y que en realidad se tratan de enfermedades que podríamos controlar instaurando el tratamiento adecuado.

RECORDAD: La vejez no es una enfermedad en sí pero muchas enfermedades aparecen cuando nuestros animales se hacen viejos. Un chequeo geriátrico no es algo superfluo sino que puede ayudar a diagnosticar de forma temprana una enfermedad y curarla o, al menos, frenar su avance. Si no se puede curar una enfermedad, buscamos que nuestro querido y viejecito perro o gato tengan la mejor calidad de vida posible el mayor tiempo que se pueda, lo que para nosotros, como veterinarios, ya es todo un éxito.

Preguntad a vuestro veterinario de confianza sobre los chequeos geriátricos y os informará del que más se adapte a vuestra mascota en concreto. Seguro que se lo agradecéis y vuestro perro o gato también.

Manuel Olivares, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES y tuveterinario.info

 

1 Comentario

  1. We would like to thank you all over again for the gorgeous ideas you offered Janet when preparing her post-graduate research and also, most importantly, regarding providing many of the ideas in a single blog post. Provided that we had been aware of your web page a year ago, we would have been kept from the unwanted measures we were having to take. Thank you very much.

  2. […] dice Manuel Olivares en “¿Es importante hacer un chequeo geriátrico a mi perro o a mi gato?”, la vejez no es una enfermedad, pero cuando se hacen viejas las mascotas tienen mayores […]

  3. […] diu Manuel Olivares a “¿Es importante hacer un chequeo geriátrico a mi perro o a mi gato?”, la vellesa no és una malaltia, però quan es fan velles les mascotes tenen probabilitats més […]

Deja un comentario