¿Cómo enseño a mi perro a hacer caca?

¿Cómo enseño a mi perro a hacer caca?

¿Cómo enseño a mi perro a hacer caca?

¿Cómo enseño a mi perro a hacer caca? El problema de la eliminación (tanto de orina como de heces) en sitios donde no deben preocupa a los cuidadores y es motivo habitual de consulta.

¿Cómo enseño a mi perro a hacer caca? Cuando un cachorrito llega a casa esta es una de las primeras cuestiones que se les plantea a sus cuidadores y que nos trasladan a nosotros tan pronto nos vistan en la clínica.

Los cachorritos, al igual que pasa con las personas, tienen un periodo de aprendizaje de determinados comportamientos, entre ellos el de la eliminación. Cuando están con sus madres son ellas las que se encargan de este tipo de enseñanzas pero, como normalmente los separamos de sus madres a edades muy tempranas, no han tenido tiempo de aprender esto y por eso es una labor que les corresponde a sus nuevos cuidadores.

Normalmente no cuesta mucho trabajo enseñar a un cachorrito a realizar sus eliminaciones en un sitio específico. Es muy útil saber que hay determinadas circunstancias en las que el cachorrito es más fácil que tenga ganas de realizar esas eliminaciones (tanto orina como heces) y, conociendo esas situaciones, podremos adelantarnos y estar preparados para esta enseñanza.

Los cachorritos suelen tener ganas de eliminar cuando se despiertan por la mañana o tras echarse una siesta. También tienen ganas después de comer o de beber y, por último, también pueden tener más ganas después de realizar ejercicio o jugar.

Sabiendo esto podemos anticiparnos a la situación y así podemos llevar al cachorrito al lugar donde queremos que realice las eliminaciones antes de que lo haga en cualquier lugar. Puede ser que queramos que lo haga en un empapador o en periódicos; puede ser que tengamos jardín y queramos que lo haga en un sitio particular o, por último, que vivamos en un piso y lo saquemos a la calle para realizar esas eliminaciones.

Siempre que llevemos al cachorrito al sitio indicado y realice sus eliminaciones ahí debemos premiarlo con caricias y también podemos darle alguna chuche. Cuando lo enseñamos a que elimine en la calle también deberíamos pensar en el resto de personas y otros perros e intentar enseñarlo a eliminar en zonas fácilmente limpiables como pueden ser las alcantarillas y no en medio de la acera o en las paredes de los locales o portales.

Siempre que lo haga en el sitio indicado debemos premiarlo y, debemos ser conscientes de que durante este aprendizaje habrá ocasiones, muchas al principio, en las que el cachorrito eliminará en cualquier parte. En esas ocasiones no debemos regañarlo sino, mejor sin la presencia del cachorrito, limpiar la eliminación y no hacerle caso.

Si vemos que el cachorrito está adoptando la postura de eliminar fuera de su sitio debemos hacer un ruido o decir ¡No! para que deje de hacerlo y lo cogemos y lo llevamos al sitio indicado para que elimine ahí. Si lo hace debemos premiarlo y si no, esperar hasta la siguiente vez.

Como el cachorrito va a eliminar bastantes veces a lo largo del día, es posible que lo haga mientras está solo y nos encontremos «el regalito» cuando volvemos a casa. En este caso no debemos en absoluto regañar a nuestro cachorro sino, como decía más arriba, limpiar la eliminación y no hacerle caso. Si le regañamos al encontrarnos la eliminación él no sabe por qué le estamos regañando y podemos crearle conflictos de comportamiento.

No olvidemos tampoco que hay perros que sufren lo que se conoce como ansiedad por separación , que es una situación muy estresante para ellos cuando se quedan solos en casa y, en esas ocasiones, pueden orinarse o defecar en cualquier sitio aunque ya tengan aprendido dónde hacerlo. Esto es un problema de comportamiento que requiere tratar cuanto antes para evitar que vaya a más.

Recordar que la eliminación en un sitio adecuado requiere un periodo de aprendizaje que depende de cada perro y del interés de cada cuidador. No debemos regañar a nuestro cachorrito sino premiar las veces que lo haga bien y, por último, distinguir entre un problema de eliminación y un problema serio como la ansiedad por separación.

Queremos recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) tenemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (www.tuveterinario.info), también operativo las 24 horas para que podáis consultar vuestras dudas sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de www.tuveterinario.info

 

Sin comentarios aún.

Deja un comentario