¿Qué champú uso en perros con caspa o con piel grasa?

¿Qué champú uso en mi perro con caspa o piel grasa?

¿Qué champú uso en mi perro con caspa o piel grasa?

¿Qué champú uso en perros con caspa o con piel grasa? Los perros que tiene caspa o la piel grasa padecen lo que se conoce como enfermedad queratoseborreica de la piel, algo muy frecuente y con diversas causas.

¿Qué champú uso en perros con caspa o con piel grasa? Los trastornos queratoseborreicos eran aquellos que afectan a la formación de la epidermis. En la seborrea grasa hay una alteración en la producción de la película grasa de la piel y esta adquiere un aspecto untuoso y con mal olor.

En el caso de la caspa lo que ocurre es que el ciclo de recambio de la piel se acelera. La piel está estructurada en capas y desde que se generan las células hasta que estas mueren y se exfolian pasan unos 28 días. En los casos en los que este recambio de la piel es más rápido debido a algún tipo de enfermedad, las células muertas se desprenden también muy rápido y aparece la caspa.

https://youtu.be/nJAkwx9hkVI

Hay una serie de enfermedades que dan lugar a la aparición de esa seborrea grasa y podemos citar enfermedades alérgicas, parasitosis, enfermedades endocrinas, etc. Cuando los perros tienen este problema podemos encontrarnos con una piel y pelo que son grasos al tacto y el animal desprende un olor característico como a rancio.

En muchas ocasiones, estos perros son lavados muy a menudo debido a que enseguida huelen mal y lo que hacemos es empeorar aún más el problema si no usamos los productos adecuados. También son perros que se ensucian muy fácilmente ya que el polvo se adhiere rápido a la superficie grasienta de la piel y pelo.

En el caso del exceso de producción de caspa y presencia de piel seca vamos a observar que nuestro perro tiene muchas escamas blancas en el pelo y es normal que exista cierto grado de picor. Este trastorno pueden aparecer en ambientes con elevada temperatura y humedad  así como acompañar a  enfermedades parasitarias, enfermedades alérgicas, enfermedades infecciosas, enfermedades nutricionales, etc.

Para tratar este problema sabemos que la champuterapia es fundamental y debemos utilizar los productos adecuados y con la frecuencia que nos diga nuestro veterinario. En el caso de que nuestro perro tenga la piel grasa se usarán champús desengrasantes y tras el baño se puede usar uno humectante para mantener bien la hidratación de la piel. En el caso de los perros con piel seca se utilizan champús que hidraten la piel y que actúen sobre el ciclo de crecimiento de la misma haciendo que vuelva a su normalidad. Recordad que es muy importante que sean champús específicos para tratar este tipo de problemas en los perros y que no debemos utilizar los formulados para las personas ya que podríamos agravar el cuadro.

La frecuencia inicial es de unos tres baños semanales y después se ira disminuyendo la frecuencia a dos o una vez por semana. Tal y como ya hemos comentado otras veces hay que dejar actuar el champú durante varios minutos para que pueda cumplir bien su función. Una vez que esté controlado el proceso se pueden utilizar champús menos agresivos pero que también tengan esa función desengrasante.

Junto al champú y las lociones de mantenimiento se pueden utilizar productos como las fitoesfingosinas, que ayudan al buen desarrollo de la piel y a controlar la flora cutánea.

Junto al tratamiento de la seborrea es preciso tratar la causa primaria, si la hay, y, en ocasiones, los problemas secundarios que surgen como por ejemplo infecciones bacterianas o sobrecrecimiento de levaduras.

Os recordamos que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (www.tuveterinario.info), también operativo las 24 horas para que podáis solucionar todas vuestras dudas sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de www.tuveterinario.info

Sin comentarios aún.

Deja un comentario